Un director de lujo (...), cuidadoso y detallista.

Expresivo, preciso, tierno o arrollador según conviene al más elevado discurso posible.


 

 

                                                                                                      (crítica en Salta 21, Argentina)