Educación

Ignacio García-Vidal no es un director de orquesta común. A su personal filosofía de vida, que le aleja de la agresividad mercantilista del negocio con la música, suma una honda vocación docente y pedagógica. Su actividad no está restringida a la dirección de conciertos sinfónicos en diferentes orquestas, sino que lleva a cabo constantemente diversas acciones cuyo fundamento es el compromiso de acercar la música clásica y la cultura a todos los públicos, especialmente a aquellas personas a quienes el mundo ha vetado el derecho a disfrutar y crecer con el arte. Ignacio otorga a la música un verdadero valor democratizador y una potente fuerza como accionadora de cambios sociales.
 

Ignacio crea y dirige constantemente conciertos con nuevos formatos, en familia, para escolares, comentados o conciertos educativos. Ha trabajado con los principales pedagogos, actores y narradores, como Fernando Argenta (en “El conciertazo” de TVE), Fernando Palacios, Ana Hernández-Sanchiz, Chelo Vivares (Espinete), Luis Piedrahita o Títeres Etcétera. Colabora regularmente con los departamentos socio-pedagógicos de orquestas y teatros como el Teatro Real de Madrid, Teatro Colón de Buenos Aires, Teatro Solís de Montevideo, CCK de Buenos Aires, Orquesta Sinfónica de RTVE, Orquesta Sinfónica de Tenerife, Orquesta Sinfónica de Navarra o Palau de Les Arts de Valencia. Ha dirigido conciertos divulgativos para instituciones como UNICEF, Música para el Alma (Argentina), Sinfonía por la Vida (Ecuador), Casa Mediterráneo o Instituto Cervantes de Argel y Orán. Su repertorio en este campo abarca la práctica totalidad de las obras escritas originalmente para ser contadas, desde clásicos como “Pedro y el lobo” de Prokofiev, “El carnaval de los animales” de Saint-Saëns, “La creación del mundo” de Milhaud, “Peer Gynt” de Grieg, “Mi madre la oca” de Ravel o “El sastrecillo valiente” de Harsanyi hasta “La flor más grande del mundo” de Aragón, "Pulcinella" de Stravinsky, “Malaika” de Ana Hernández o “Los Sneetches” de Lorenzo Palomo, cuyo estreno en Europa dirigió junto a la OSRTVE y Chelo Vivares. Además, Ignacio genera ideas y formatos propios, como el espectáculo divulgativo “Concierto con el público en el medio de la orquesta” que desarrolló con “Sheherezade” de Korsakov junto a la Orquesta Sinfónica Nacional Argentina o “Perséfone, el origen de las estaciones”, un concierto escénico que conjuga mitología, danza, la música del ballet “Las estaciones” de Glazunov y la historia elaborada por Ana Hernández.

Ignacio otorga un especial valor a la docencia. En los últimos 15 años ha compartido sus conocimientos formando a jóvenes músicos y profesores de multitud de instituciones, en formatos que van desde cursos y seminarios especializados, hasta la dirección de giras y conciertos. Entre otros, ha trabajado en el Programa de Orquestas y Coros del Bicentenario de Argentina, Sistema de Orquestas de Uruguay (hoy OJSODRE), Conservatorio de Ibagué (Colombia), Sinfonía por la Vida (Ecuador), Fundación Orquesta Sinfónica Juvenil de Ecuador, Festival Internacional de Jóvenes Orquestas de Murcia, Orquesta de la Universidad de Granada, Cabildo de Gran Canaria o Instituto Superior de Arte de Villa la Angostura (Patagonia).  Desde 2013 es profesor de la Tecnicatura en Dirección de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de la Universidad Nacional de Avellaneda (Buenos Aires).

En sus conciertos, Ignacio trata de proponer programas diferentes, coherentes e interesantes, a veces desconocidos, que estimulen la curiosidad del espectador, posibilitando una experiencia de crecimiento compartida. Piensa el concierto como un acto de comunicación y de aprendizaje mutuo. Algunas de estas experiencias le han llevado a estrenar las "Canciones populares" transcritas por Federico García Lorca o a dirigir la primera ópera interpretada en la Historia en la isla de Lanzarote (Las bodas de Figaro de Mozart).

En 2014 creó el SENT-ME COCENTAINA, Simposio Encuentro de Nuevas Tendencias en Música y Educación, un punto de encuentro y festival de importante relevancia del que es director artístico y que ha celebrado desde entonces puntualmente una edición anual en Cocentaina (España).

Su primer libro “Cartas a un joven director de orquesta” verá la luz en diciembre de 2020, editado en Buenos Aires y basado en su propia experiencia vital y profesional.